Roncar no es sinónimo de dormir bien (y puede perjudicar la salud del compañero de cama)
abril 22, 2024

¿Cómo reconocer un infarto cerebral?

Este lunes, se conoció que el conocido animador de televisión y radio, Leo Caprile, tuvo que acudir a un recinto asistencial este fin de semana tras sentir «síntomas anormales y sospechosos», los cuales terminaron con un diagnóstico de infarto cerebral.

A través de su cuenta en Instagram, Caprile contó que «la madrugada de este sábado tuve síntomas anormales y sospechosos que me hicieron acudir a un centro hospitalario».

En el lugar fue atendido de urgencia y el diagnóstico fue el de un infarto cerebral.

«Afortunadamente, la prontitud de la atención evitó daños a mi organismo. Ahora en recuperación. Agradezco el interés y las muestras de afecto», cerró.

Los infartos cerebrales también se conocen como accidente cerebrovascular (ACV) isquémico, el cual se produce cuando se interrumpe el suministro de sangre hacia el cerebro.

Según recoge Bupa Salud, si el cerebro no recibe suficiente sangre que le provea oxígeno y nutrientes que requiere, sus células se dañarán o morirán.

Los síntomas de un ACV isquémico o infarto cerebral podrían variar según el tipo y la parte del cerebro afectada, sin embargo, estos generalmente se presentan en cuestión de segundos o minutos.

Algunos de ellos son: debilidad facial, debilidad en el brazo o problemas en el habla.

Otros síntomas frecuentes pueden incluir:

  • pérdida repentina de la visión en uno o ambos ojos, o visión borrosa
  • confusión o dificultad para entender
  • pérdida del equilibrio o la coordinación
  • dolor de cabeza intenso

Cabe señalar que si bien los dolores de cabeza pueden ser un síntoma de ACV isquémico, las cefaleas o dolores de cabeza son habituales y con frecuencia no son provocados por un accidente cerebrovascular.

Algunos ACV pueden ser leves y sus efectos temporales, mientras que otros podrían causar daños permanentes.

Las complicaciones más frecuentes incluyen:

  • debilidad o parálisis, generalmente en un lado del cuerpo
  • falta de sensación de un lado del cuerpo (generalmente el lado izquierdo)
  • pérdida de la sensibilidad en un lado del cuerpo
  • dificultad para tragar
  • cansancio extremo y problemas para dormir
  • problemas con el habla, para leer y escribir
  • problemas con la visión, por ejemplo, visión doble o ceguera parcial
  • dificultades con la memoria y la concentración
  • dificultad para controlar su vejiga y evacuaciones (incontinencia), o estreñimiento
  • cambios de comportamiento